martes, 1 de marzo de 2016

Nicolás Bartolomé Pérez: mentor del nacionalismo asturiano en León

Xairu López, pseudónimo de Jairo López, ha sido entrevistado por leonoticias en calidad de "una de las pocas que puede presumir de saber mantener una conversación en lengua leonesa en la capital", debiéndose entender que todas las actividades hechas con anterioridad para incrementar el número de conocedores (y de las que él se benefició) no valieron para nada. Incluyendo por extensión sus clases "magistrales". El resto de la entrevista, con lectura de libro incluida donde sus titubeos en la vocalización y lectura más bien dubitativa, junto con consideraciones como que es palabra leonesa "trébede" (una palabra española de amplia presencia, y no "estrébede"),  evidencian que ese "presumir" es excesivo.

Personajes así suelen tener siempre un referente al que imitar y aspirar. En el caso de López el modelo es una persona que ha pasado del total anonimato a ser casi protagonista de la defensa de la cultura leonesa en todos y cada uno de sus aspectos, capitalizando titulares, portadas, noticias y redes sociales. Nos referimos a un licenciado en derecho y abogado ejerciente, asturiano de pacencia y leonés de nacencia por accidente, llamado Nicolás Bartolomé Pérez.

DE LA SOBARRIBA LEONESA AL CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL DE MIERES
Nicolás Bartolomé Pérez nace en 1964 en la provincia de León durante ese periodo de cruces de destinos que sufre su familia, vinculada a la Guardia Civil. Se muda a Mieres (Asturias), por los mismos motivos que estuvo en León. Se matricula en la Universidad de Oviedo para estudiar Derecho, donde finalmente se licencia para ejercer como tal en su localidad de Mieres como colegiado nº 4.399, gusto por el derecho del que no fue el único de la familia. Se asocia con Marta Estrada Requejo, fundando el gabinete de abogados Estrada y Bartolomé Abogados, donde trabaja en la actualidad.
El amor patrio astúrico no le motivó sin embargo a estudiar nada relacionado con la filología ni la lingüística, ni siquiera sobre etnografía, a pesar que de todo ello la universidad ovetense tiene oferta. Por ello, más sorprende que su relativa relevancia actual, ese poder en la sombra, entre el anonimato y la auto promoción personal, se fundamente en algo como es una lengua (y hasta la etnografía o historia) siendo un lego en la materia.

En todo este tiempo, Bartolomé ha sabido estar del lado de unos y de los otros sin a la vez estar en el de nadie salvo el propio. Desde el nacionalismo asturiano más radical hasta el leonesismo. Los cambios de chaquetas, y hasta de acentos en el hablar, han tenido como meta final hacer de su persona y su figura no ya un referente más, sino el referente, el de autoridad, o al menos intentarlo. Bartolomé ha hecho una serie de afirmaciones que, quienes le conocen o siguen, convendrán en lo cierto de su existencia.

"JAMÁS HE PARTICIPADO DE NACIONALISMO ALGUNO"
Afirma, tajante, que no ha tenido jamás vínculo alguno con el nacionalismo asturiano y que rechaza las posiciones maximalistas de los nacionalismos. Él es "un investigador" o "ciudadano" preocupado por el futuro de la cultura leonesa. Afirmación que sostuvo mientras acusaba a medio mundo precisamente de aquel gravísimo delito moral. Incluso ha añadido la frase "por eso me di de baja de Conceyu". Quien "jamás" ha militado y participado con movimiento nacionalista alguno, lo ha hecho de los siguientes colectivos del asturianismo político y cultural:
  • Belenos: colectivo cultural que preconiza las raíces celtas de Asturias, ligadas con la mitología irlandesa, bretona y todo lo relacionado con un misticismo romántico del celtismo. Este colectivo es el impulsor de la declaración de "Asturies" como "Nación Celta" en el devaluado festival céltico de Lorient. Festival en que las "naciones celtas" son las que tienen la gaita en su repertorio de música tradicional. Aquí, contactó con Alberto Álvarez Peña, que será un recurrente para muchas cosas en el futuro.
  • Xuristes Pol Asturianu: otro colectivo del nacionalismo asturiano, esta vez aglutinador de abogados y procuradores asturianos que solicitan el uso y oficialidad del asturiano en el Principado. La vinculación con la organización se ha ido deshaciendo a medida que sus pasos se encaminaban hacia cargos más públicos de relevancia y bastante más serios, por decirlo de algún modo.
  • Conceyu pol Estudiu y Proteicion de la Llingua Asturiana: agrupación seudo cultural y política que buscaba como todas las anteriores la oficialidad del asturiano y el reconocimiento de la nacionalidad asturiana.
  • Academia de la Llingua Asturiana: aquí es académico, de honor, de la institución pública financiada por el gobierno del Principado que debe velar por el estudio y conservación del asturiano. Institución que por otra parte se posiciona en la misma línea ideológica que el nacionalismo asturiano ejemplificado en discursos que finalizan con "puxa Asturies" mientras suena el Himno de Asturias ¿Imaginamos al presidente de la RAE diciendo al final de su discurso anual "Viva España" mientras suena la marcha real?
  • L'Arribada: entidad cultural y política, porque conviven gentes de extrema derecha con gentes de extrema izquierda para hacer un revuelto en el que lo importante es "Asturies" y su cultura, la lingüística y nacional. Para que nos hagamos una idea, su actual presidente, Humberto Gonzali, era un militante muy activo del PP asturiano que se declara abiertamente liberal y anti socialista, pero nacionalista asturiano. La ya mítica foto de Bartolomé junto a Gancedo con la bandera asturiana es precisamente en un acto de este colectivo.
  • Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana: de este corpúsculo de radicalismo acarició igualmente sus filas. Aquí contactó con Fernando Álvarez-Valbuena García, cabeza muy visible del colectivo hasta que logró entrar en el mundo universitario ovetense y vincularse en cierto modo a la academia de la lengua asturiana. Hasta entonces fue su máximo detractor, ahora ya no. Líder intelectual de otra organización satélite vinculada a Bartolomé, El Teixu. Basta tirar de hemeroteca para localizar por ejemplo sentencias judiciales contra este colectivo por atacar y agredir a representantes del PP con el eslogan "esta ye la cara que tienen". Algo muy similar han hecho hace poco con el PSOE.
  • Atenéu Cultural Xuan María Acebal: organización cuya cabeza visible es Inaciu Galán y González, y cuyo lema reza "pola reconstruición d'Asturies como país". Observen algunas de las imágenes ofrecidas dentro de la página como "elementos de estudio":



"YO ESTUVE EN CONCEYU XOVEN Y ME SALÍ POR SUS RADICALISMOS"
Una afirmación que entra en clara contradicción con la primera sentencia de su no participación de movimiento nacionalista alguno. Confirmar la veracidad de esta sentencia es tan simple como escribir a la página de esta organización y pedir alguna clase de prueba o al menos corroborar su supuesta militancia. La respuesta: en ninguna documentación figura su nombre. Entonces ¿por qué decir esa frase? si tienes un modelo y proyecto para la provincia de León y no es el de otros, qué mejor que cargar hacia la única organización que hacía algo en torno a la lengua leonesa, incluso diciendo mentiras tan absurdas como una militancia.
A lo que sí estuvo afiliado, y no dice una sola palabra, es a la Unión del Pueblo Leonés.

"YO SOLO DEFIENDO EL LEONÉS"
Frase a la que habría que añadir "jamás he dicho que en León se hable asturiano" como algunos le acusan. A pesar de los ya cuantiosos artículos escritos en Diario de León, gracias a Emilio Gancedo, el término de leonés cojea y mucho hasta desaparecer y convertirse en asturiano a medida que nos acercamos a la frontera con el Principado. Y es que la totalidad de publicaciones que tiene hechas en Asturias citan al leonés como asturiano, da igual el momento, entorno o lugar. Ejemplo más que ilustrativo es su trabajo de título "poesía lleonesa en llingua asturiana"; aquí un extracto:
Analízase nesti trabayu la presencia histórica de la llingua asturiana nos territorios del vieyu reinu lleonés, la so estensión al entamar el sieglu xx y el so deterioru y retrocesu a lo llargo de la pasada centuria. Otramiente, estúdiase la pervivencia precaria del asturianu anguaño nes provincies de Lleón y Zamora, los intentos de recuperación fechos especialmente por asociaciones culturales (...) Na salamanca del sieglu XVI los trazos llingüísticos qu’afayamos nes obres de Juan del encina (sic) y Lucas Fernández podríen apuntar que na propia capital y contorna l’asturianu inda tenía puxu, al menos ente les clases populares.(...) en definitiva, l’asturlleonés, la llingua asturiana, nun ye dalgo ayeno a los lleoneses, ye la llingua histórica del territoriu de Lleón, la que se faló na mayor parte del vieyu reinu polos sos habitantes durante sieglos. (...)  l’asturianu falábase nes proximidaes de les ciudades de Lleón y Zamora como amuesen les encuestes llingüístiques de la época.
Por el contrario, no ha escrito una sola línea hablando del "lleonés de Xixón". Ni él ni nadie de Asturias. En esto de la lengua existe un etnocentrismo asturiano, donde el Principado es un país y su lengua algo que se regala en la reconquista, incluso las denominaciones. Y así, en Asturias hay "asturiano" o "bable" (que en verdad es su nombre oficial), pero para el sur del Principado mil denominaciones diferentes. No se menciona el allerano, ni el valdesano, ni el cangués...tiren del argumento que les dé la gana pero en el fondo hay uno solo: una lengua una nación. Esto se ilustra en una imagen ampliamente difundida de su asociación, Faceira.

CURRICULUM A BASE DE AMISTADES
Aquí exponemos su bibliografía completa hasta la fecha y que ha justificado su figura hasta su cargo como académico y como experto. En la Academia de la Llingua Asturiana:
  • L'artículu 5.2. del Estatutu d'Autonomía de Castiella y Lleón. Lletres asturianes: Boletín Oficial de l'Academia de la Llingua Asturiana.
  • El Derechu del Reinu de Lleón nel sieglu XIII: fontes, lliteratura xurídica y llingua. Lletres asturianes: Boletín Oficial de l'Academia de la Llingua Asturiana. 
  • Entre Asturies y Miranda: La recuperación de la llingua en León y Zamora. Lletres asturianes: Boletín Oficial de l'Academia de la Llingua Asturiana.
  • L.loralu bien l.loréu: notes sobre un cuentu tradicional asturianu. Lletres asturianes: Boletín Oficial de l'Academia de la Llingua Asturiana.
En revistas vinculadas al nacionalismo asturiano o la Revista de Folklore:
  • Notes de mitoloxía lleonesa. Asturies: Memoria encesa d'un país.
  • Cuando llueve y fai sol, anda la Vieya alrededor: El mitu de la Vieya n'Asturies y Llión. Asturies: Memoria encesa d'un país. 
  • Poesía lleonesa en llingua asturiana. Actes del II Conceyu Internacional de Lliteratura Asturiana.
  • El asturleonés hoy en León y Zamora. Revista de folklore.
  • El folklore relacionado con la basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera (León). Revista de folklore.
  • La fiesta de Santa Brígida en León: una celebración invernal preludio de la primavera. Revista de folklore.
 Respecto a libros propios:
  • Mitoloxía Popular del Reinu de Llión. Mix de mitos asturianos y leoneses que acaban enlazando con el mundo celta romántico. Y si lo comparamos con lo que recoge en Asturias el ilustrador del libro en su página web (Alberto Álvarez Peña, en la foto a la izquierda) seguramente aparezcan más preguntas y cuestionamientos.
  • Filandón, lliteratura popular llionesa. Obra donde el autor traduce textos a su asturleonés, haciendo gala de cuestionables rigor y seriedad.
Finalmente, en Diario de León, por mor de Emilio Gancedo, todos los artículos que publica cada domingo, que no son sino reelaboración de sus obras anteriores con alguna cita a mayores para cubrir el cupo de 600-700 palabras que le reclaman.

Y eso era todo el curriculum del que dispone a día de hoy.
"SOY ACADÉMICO DE LA LLINGUA Y POR LO TANTO UNA AUTORIDAD"
No es frase que salga de sus labios, de eso se encarga su círculo. Nicolás Bartolomé Pérez fue nombrado académico, pero no numerario sino correspondiente, algo que más o menos viene a decir que defiendes el asturiano pero sin formación académica ni publicaciones como tener ese status. Añadamos además que la academia asturiana siempre ha deseado tener representantes leoneses por eso de que su lengua va más allá del Negrón, y Bartolomé Pérez cumple ese requisito.

Pero tal reconocimiento, extraño si tenemos en cuenta que es un completo desconocido en Asturias y en León, no es sino el cobro de recompensa por dos hechos muy importantes: el primero por hacer la pelota hasta el extremo de la sumisión a los postulados asturianistas de la bendita academia carbayona, presentando lo leonés como prolongación de lo asturiano. El segundo y más importante fue su inestimable labor a la hora de cepillarse políticamente a Abel Pardo. Hecho que concuerda en tiempo justo con su nombramiento. Escuchen lo que dijo el día de su nombramiento, en el siguiente vídeo:
video
No son afirmaciones gratuitas lo de recompensa. 4 publicaciones con la Academia y 7 en revistas, algunas de muy cuestionable reputación. Si quitamos el hecho del pago por servicios prestados, sería imposible semejante honor con tan paupérrimo curriculum.

"SOLO ME MUEVE EL AMOR POR LA LENGUA Y LAS TRADICIONES LEONESAS"
A Nicolás Bartolomé Pérez le mueve exactamente el mismo interés que a toda la cuadrilla de colegas de su círculo: la promoción personal y vivir de ese cuento. Literalmente. Todos y cada uno de los miembros del lobby de los facinerosos tienen su cosa publicada, todas caracterizadas por ser obras mínimas y escuetas, de escaso rigor, y hechos por el mero interés de aparecer como escritor o autor de referencia en la materia. Porque es imposible comparar por ejemplo esto:
Con esto otro:
¿Y EL OBJETIVO?
Todo tiene un fin, una motivación. En esa motivación hay un factor económico. Sus "colaboraciones" en el Diario de León son un regalo económico de Gancedo que le suponen 340 euros mensuales por escribir unas 600-700 palabras cada semana. Palabras que ya tenía de otras publicaciones y solo reelabora. Saquen calculadoras, sumen rendimientos al mes. Si el libro no vende, se rentabiliza por otros medios.

Pero también hay motivo ideológico. Ofrecer lo leonés como parte integrante de una identidad asturiana comulgante en todo, desde lo lingüístico hasta lo etnográfico e incluso histórico. Él mismo lo ha dicho, el Reino de León es herencia del reino de los astures, un reino inexistente que el misticismo asturiano rebautizó como "Reino de Asturias", y que el traslado de capital desde Oviedo a León no hizo sino confirmar su herencia y legado. Desde este punto estiren lo que quieran el hecho y aplíquenlo a todo. Algo en lo que, curiosamente, no figura por ejemplo Galicia a pesar de formar parte de ese reino. Tampoco figura Salamanca que se obvia. La historia se reinterpreta y amolda al acomodo del objetivo.

De este plan cuenta con cómplices que no solo saben de esta realidad, sino que presentándose como leonesistas la admiten y apoyan al extremo del ridículo. En la siguiente fotografía vemos a Ricardo Chao portando la bandera inventada por él junto a Inaciu Galán (izquierda, representante del Atenéu Cultual Xuan María Acebal) y Denis Soria (centro), militante del partido nacionalista asturiano Unidá Nacionalista Asturiana y candidato en el ayuntamiento de Gijón.

Otro que se nos presenta como leonesista y que sin embargo obedece los dictados del nacionalismo asturiano, por el mismo interés que los demás, es Xairu López, como lo refleja la obra que le editaron para generarle curriculum. Tomemos la publicación del folleto grapado denominado "manual prácticu d'iniciación al llionés" y publicado bajo autoría de Xairu López, de distribución personalísima hecha por Ricardo Chao a una sola librería de la ciudad de León para garantizarse la recuperación íntegra de la inversión editorial.
Acudiendo a la página 10 del folleto ¿Aparece acaso esta misma imagen sacada de la wikipedia asturiana y en ella se dice que en el País Leonés se habla asturiano como sostiene Bartolomé? Y en Extremadura y Cantabria.

No será el único desbarre que cualquiera, ya no leonesista, sino persona con dos dedos de frente, se encontrará en la obra autoeditada y edición tan exclusiva. Tan ofensivo como esto otro:
Porque si hay que inventarse unidades, lo mismo une a un leonés con un asturiano o con un gallego (pregunten en Salamanca) que con un castellano. En todos los casos, desde el factor histórico hasta lo fronterizo, pasando incluso por lo lingüístico, podemos encontrar suficientes lazos que justifiquen una unidad. Pregunten a la Fundación Villalar y a la junta de Castilla y León.

YO SOY EL REFERENTE
Las dos anteriores motivaciones se resumen en una sola: lo personal. Ser presentado ante el mundo como la voz autorizada, esa a la que la prensa acude cuando hay que hablar de algo. A fin de cuentas con el tiempo saldrá una rentabilidad y ahí están los antecedentes. Quien mejor lo ejerce por ahora es Ricardo Chao, que es invitado a toda clase de eventos populares para hablar sobre el Reino de León e historia medieval. Y eso que sus publicaciones son dos libros de igual formato que todos los que aquí se recogen, y poseer un blog. A dichas conferencias ni se invita a catedráticos universitarios o expertos con publicaciones en revistas científicas. Se opta por un licenciado que se autocalifica de medievalista.
Eso sí, y que nadie lo olvide, desde la óptica del nacionalismo asturiano. Un nacionalismo donde el Principado y la provincia de León forman una unidad política y cultural milenaria, pero donde no podrían participar ni Zamora por ser "zona de transición" (no se sabe de qué o hacia qué), ni Salamanca que es un territorio netamente castellano. Un nacionalismo en el que solo se concibe lo asturiano a lo que hay que rebautizar como "ástur", en honor a unos pobladores prerromanos de los que apenas nos quedan restos, ignorando al resto de tribus prerromanas por acomodo nominativo, un término el de "ástur" del que hay que hacer uso en todo hasta derivarlo en "Asturias". Porque lo leonés no es sino un glotónimo moderno inventado artificialmente y válido únicamente para hablar de reinos viejos. Ese nacionalismo de Nicolás Bartolomé Pérez del que "jamás" participó ni comulgó por rechazar "frontalmente todos los maximalismos de los nacionalistas". Pruebas hemos ofrecido unas pocas y podemos arrojar cientos más. Pero ¡mucho ojo! que cuenta con gran número de acólitos.